top of page

Estados Unidos Europa Ucrania,….. Rusia y Ovidi Montllor


1.- Estados Unidos


De todos los imperios crueles y salvajes que ha habido en el mundo mundial desde que el mundo es mundo, el estadounidense es el más sanguinario (se lo podríamos preguntar a sus pobladores indígenas exterminados sin contemplaciones, así como a todos los habitantes de Sudamérica que han sufrido recurrentes golpes de estado propiciados por la doctrina Monroe: America para los americanos... del norte... También se lo podríamos preguntar a vietnamitas laosianos y camboyanos, por no hablar de iraquíes, iraníes y afganos. De momento en Ucrania mantienen su designio imperial hasta el ultimo ucraniano. Y si todo esto ya es sanguinario de per se, basta con añadir un recuerdo respetuoso y silencioso para los dos días de la infamia: Hiroshima y Nagashaki).


Ahora, aprovechando que el Pisuerga pasa por Kiev, el designio imperial se ha concretado en la destrucción de sus dos competidores tradicionales: Europa y Rusia (China es el próximo). El objetivo ha sido no sólo destruirlos sino hacer que se peleen entre ellos liquidando así el viejo sueño de la construcción de una Europa del Atlántico a los Urales. Y a fe que lo están consiguiendo, al menos en lo que se refiere a Europa.

Para ello han puesto en marcha (sólo en Occidente porque la mayoría mundial que vive en el resto del mundo ya empieza a hacerles menos caso) su acreditada estrategia a dos manos:

Una es la hegemonía cultural en Occidente: todos los analistas cronistas tertulianos escritores artistas políticos expertos y demás se han puesto a su lado sea cobrando sea gratis (en Occidente no hay ni una sola voz imparcial: ¡ni una sola!)

La otra es la censura lisa y llanamente: desde los tiempos de Franco no habíamos visto un control tan absoluto de los flujos comunicativos con prohibiciones de medios de comunicación incluidas (ya sabemos que la primera víctima de cualquier guerra es la verdad).


¿y todo esto por qué?,


La necesidad destructiva de Estados Unidos puede explicarse por un motivo exterior (la crisis del imperio) y uno interior (el enorme desbarajuste que existe en su sociedad).

Aunque no hace falta argumentarlo demasiado, cuando Trump perdió las elecciones, hicimos un matxembrat que lo explicaba así:



2.- Europa


Con Europa, el designio imperial ha funcionado a la perfección. Definitivamente desaparecida: es la criada de los estadounidenses, "la voz de su amo".

Europa ha dominado el mundo en los últimos cinco o seis siglos. Un buen ejemplo del poder europeo es que sin ser un continente físico la hemos definido socialmente como continente, cuando sólo es una península del continente euroasiático (y el istmo que conecta la península con el continente es, mira por dónde, Ucrania). ¡El poder europeo se merecía un continente!.

Esto se ha acabado, la decadencia ha llegado y ahora Europa es subalterna. Y como siempre cuesta asumir la decadencia, Europa está haciendo el papel de la triste figura, secundando el imperio y siendo incapaz de defender sus propios intereses: ha aguantado que el imperio haya destruido los nordstream, que nos venda el gas cinco y seis veces más caro, que dé por saco nuestras políticas económicas haciendo que las empresas europeas se vayan a América, que nos estemos arruinando comprando armas con un dinero que podría sostener nuestros estados del bienestar, etc etc.


¿y todo esto por qué?


Quizás por un telúrico complejo de inferioridad/agradecimiento por las dos guerras calientes y la fría (Estados Unidos vendrían a ser “el primo de zumosol”) ligado al miedo a Rusia (con el trayecto que va del miedo a la agresión y la rusofobia: los europeos han invadido a Rusia cuatro veces en los dos últimos siglos).

Quizás por la propia debilidad europea y sus crecientes decadencia y subalternidad. En consecuencia, una enorme falta de liderazgo: no hay líderes en la Europa contemporánea.

Quizá por la propia construcción de la UE: la UE es un club de estados; y los estados se quedan los mejores y envían a Bruselas a los que no quieren por incompetentes o mediocres o iluminados (como los inefables Borrell o Ursula Von der Layden)



3.- Ucrania.


Ucrania tiene la mala suerte de estar en el peor sitio en el peor momento. De hecho, la cosa no va con ellos, pero son ellos los que mueren. Y mueren por mantener el imperio. El sacrificio de miles de personas en Ucrania sirve para derrotar a Europa y Rusia, de modo que cuando los ucranianos estén todos muertos les podremos dar finalmente la sagrada antorcha de la libertad.

Probablemente en Ucrania existen las mismas proporciones de valientes y cobardes y de héroes y atemorizados que en cualquier otra sociedad. Pero al imperio le conviene que sólo aparezcan como valientes y como héroes.


¿y todo esto por qué?

Porque al imperio le importa un rábano Ucrania, sólo le interesa destruir Europa y Rusia “hasta el último ucraniano



4.- Rusia


Los malos de la película. Obviamente, ni los rusos son unas hermanitas de la caridad ni su sociedad es un modelo a seguir. Y por lo poco que sabemos, su estructura social está dominada por una plutocracia de élites extractivas y parasitarias necesariamente conectadas con el poder político.

Y con el presidente de Rusia hemos hecho aquello tan fácil y equivocado de personalizar el mal (como cuando perdemos y la culpa es del árbitro) ahorrándonos así “la funesta manía de pensar”: menos “guapo” le hemos dicho de todo (loco, ególatra, psicópata, etc). Putin es, ciertamente, un mal bicho, pero no es peor que cualquiera de los otros políticos actuales y pasados.... que en su lugar, probablemente habrían hecho lo mismo.


Total que un mal día de febrero de 2022 los rusos entraron en Ucrania sin ser invitados y para los occidentales se convirtieron en los malos más malos de los malos del mundo mundial


¿y todo esto por qué?

Porque Occidente llevaba treinta años tomándoles el pelo. Todos los pactos que se realizaron cuando la disolución de la URSS para dejarles un espacio de seguridad y no ampliar la OTAN han sido papel mojado con la consecuencia de una Rusia arrinconada y desprotegida (misiles a cinco minutos de Moscú).

Y en concreto, las negociaciones sobre Ucrania de 2014 lo único que pretendían -tal como ahora se ha demostrado- era ganar tiempo para joder a Rusia: Ucrania no estaba en la OTAN pero la OTAN estaba en Ucrania.


Finalmente, todo este episodio es un ejemplo más de la eterna lucha entre imperios: la URSS fue un imperio derrotado, y por tanto arrinconado y desprotegido, rodeado y reducido, y no sólo territorialmente. Ya lo dijeron los latinos: ¡vae victis!...

Sin embargo, en toda la historia del mundo mundial, Rusia es la heredera del único imperio derrotado que mantiene intacto su arsenal nuclear.

Por tanto parece un poco imprudente rodearlo e irle recortando espacio.

Porque si no les queda más remedio pueden morir matando. Y si lo hacen no quedará ni el apuntador.



5.- Ovidi Montllor


Para explicar de la mejor manera posible este conflicto imperial, podemos acabar con una deliciosa canción del gran Ovidi Montllor (de 1968!!!!) que refleja con aquella espléndida ironía que él gastaba la relación entre un anónimo ciudadano europeo y Rusia: la fera ferotge





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

agricultores: los palestinos de Europa

Desaparición, eliminación, exterminio, holocausto. Exactamente esto es lo que le espera al campo europeo. Exactamente como a los palestinos. Exactamente un futuro negro y sin vuelta de hoja. Y esto es

pagesos: els palestins d’Europa

Desaparició, eliminació, extermini, holocaust. Exactament això és que li espera a la pagesia europea. Exactament com als palestins. Exactament un futur negre i no hi ha volta de full. I això és així p

Comments


bottom of page